lunes, 30 de mayo de 2011

El Apocalíptico Safari Kinguiano de Calavera - (Interludio / Día II)




Interludio: Librerías

Quisiera hacer un pequeño apartado para enseñarles un par de librerías que me parecieron magníficas.

Una de ellas fue la Librería Merlín (¡¡¡vaya nombre!!!). Por fuera no aparentaba gran cosa:



Pero una vez dentro, los salones atestados de libros parecían empezar a multiplicarse (la borrosa figura de la primer foto es mi madre :) ):





Salones y salones plagados de libros y obras de arte inundaban una vieja e inmensa casona de cuatro pisos, dedicada exclusivamente a guardar esos invaluables tesoros.

  




Allí conseguí Buick 8 y el 2º tomo de la serie Horror. El lunes, cuando volví con mi madre a enseñarle la librería y a tomar estas fotos, conseguí un nuevo libro que se escapó la primer vez! :D

La otra librería se llamaba La Torre de Babel, y era una casa parecida, pero todavía en vías de ampliación y remodelación. Al entrar quedabas sorprendido por su amplitud, sobre todo al observar que al final del salón principal se abría un portón que conducía a otro salón atestado de libros (la de la izquierda es mi mamá curioseando libros :) ):


Lo primero que hice fue recorrer el salón en dirección al contiguo. Pues cuál no sería mi sorpresa al ver que un individuo bastante parecido a mí se dirigía a mi encuentro proveniente del otro salón. A pesar de descubrir que se trataba de un perfecto y límpido espejo, magistralmente instalado, absolutamente limpio y sin la más mínima imperfección, podías situarte a un palmo de él y seguir jurando que el salón continuaba. :O Era realmente sorprendente, para maravillarse. Tomé una foto de él para que se hagan una idea:


No hay duda de que para los amantes de la literatura una buena librería es como un salón lleno de dulces para un niño pequeño. :)


Día II: Visita a mi Padre

No quiero aburrirlos con esta parte... Pero como sabrán, esta era una de las partes más importantes del viaje (aunque al final todas lo fueron).

El segundo día de mi estancia en Bogotá fue dedicado a visitar a mi papá. Además, vería a mi media hermana luego de tres años, a mi medio hermano luego de más de diez años, y conocería a un sobrino mayor que yo, XD que fue quien prestó la casa para el encuentro y a quien me tocó ver cantar en vivo, como telonero del concierto de Iron Maiden de hace un año con su banda de death metal Loathsome Faith. :P

Sólo quiero contarles que me alegró mucho ver a mi padre y él se alegró mucho de vernos también, luego de algo más de un año. Físicamente se ve bien: no está acabado, ni delgado, pero el tratamiento de radioterapia ha hecho mella en él. Se notaba muy alicaído, cansado, mareado por momentos y con mucho desaliento. Fueron tres horas tranquilas de amena conversación durante la cual nos acercamos un poco más a la familia de mi papá (nosotros, mi mamá y yo, somos “la otra familia”, si entienden a lo que me refiero). A eso de las cinco de la tarde, luego de tomarse una siesta de casi una hora debido a su agotamiento, fuimos testigos de cómo se tomaba unas 7 pastillas de diferentes tipos, una tras otra, como parte de su tratamiento. Es triste verlo, y triste también ver la expresión de mi madre al despedirnos de él, teniendo en cuenta que, a pesar de las dificultades, él fue el amor de su vida.

Sólo queda rogar a Dios por su mejoría, aunque mi padre es un guerrero que ha librado mil batallas contra su enfermedad durante más de dos años, y que ahora se siente agotado y cansado de luchar. No obstante, él es muy fuerte y cuenta con nuestro apoyo y el amor de su familia. :)

Continuará…


7 comentarios:

Sonix dijo...

Vaya, esas librerías parecen magníficas, para pasar horas mirando y remirando los libros! No son nada asépticas, parecen incluso viviendas llenas de libros...
Y sobre tu padre, me alegro de la visita, y espero que esté bien ya, totalmente repuesto.

Luis Bermer dijo...

Fíjate, yo antes también tenía sacralizadas las librerías; me encantaban, las viera donde fuese. Ahora sólo veo lo que son: estanterías llenas de libros. Y creo que, aparte del efecto desgastante de los años, esto tiene que ver con los montones de truños que me he leído... pienso hacer una límpia y dejar sólo aquellos que de verdad merecen el tiempo que requieren... :)

Ánimo y fuerza para tu padre desde aquí, Calavera; eso es lo importante ;)

alcorze dijo...

Preciosas librerías. Mucha fuerza para tu padre, amigo Calavera!!!

Luther dijo...

Merlín y Torre de Babel. Debo decir que simpatizo más con la primera. Es más interesante y misteriosa. Lo digo porque precencié, junto con un amigo, algo paranormal. Al aprecer era un fantasma, yo que sé, pero de algo estábamos seguros: no era de este plano.
Gran librería Merlín. Tienen una sección de libros de terror y ciencia ficción alucinante!!!

✿ Belle ✿ dijo...

Espero que tu papá se mejore Calavera! que bellas palabras le brindas.

Me siento igual cuando veo muchos libros, es como el paraíso! :)

Calavera dijo...

De verdad que esas librerías son como para pasar horas y horas perdido en sus estanterías. :) Eso sí, con el bolsillo lleno para poder darse un poco de gusto y no irse uno antojado! XD

Gracias a tod@s por los buenos deseos para mi padre. Luego de un año, aún sigue luchando con su enfermedad. Es una batalla que parece nunca acabar. Sólo queda seguirle dando todo nuestro apoyo y nuestro amor incondicional. :)

PD: Luther, esa historia que dices la tendrías que escribir y publicar en tu blog!!! ;D

Adrián Granatto dijo...

Que librerías tan extrañas. No puedo creer que tengan libros en el piso. ¡Sacrilégio!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...