martes, 19 de junio de 2012

¡A big hail for a Metal Warrior!




Esto es de no creer. Estoy indignado.

Hoy, después de 30 horas en un calabozo de Pereira, en una celda de 3 x 3, luego de dos días sin comer, sin bañarse, sin afeitarse, fue dejado en libertad condicional Esteban Mejía, vocalista y guitarrista de Revenge, una banda de mi ciudad a la que he admirado y seguido de cerca desde hace años… ¡¡¡luego de un juicio de una hora donde le requerían a 11 años de prisión!!!

¿Y todo por qué?

Por vestir un simple cinturón hecho de balas que NUNCA se van a usar.

En este país la justicia ni camina, ni cojea, sino que apenas sabe gatear… y no muy bien.

Este es el país donde no existe la cadena perpetua ni la pena de muerte, y si violas, torturas y asesinas a doscientos niños (véase Garavito), solo te condenan a una pena máxima de 40 años por la muerte de uno de ellos.

¡Death for those fucking assholes!

¡¡¡A big hail for this Metal Warrior!!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...