lunes, 6 de enero de 2014

Doctor Sueño, de Stephen King

“Stephen King vuelve al mundo de El Resplandor, una de sus novelas más queridas y emblemáticas.

Ahora Danny Torrance, aquel niño aterrorizado del Hotel Overlook, es un adulto alcohólico atormentado por los fantasmas de su infancia. Un día se siente atraído por una ciudad de New Hampshire, donde encontrará trabajo en una residencia de ancianos y donde se apuntará a las reuniones de Alcohólicos Anónimos. En ese lugar le llega la visión de Abra Stone, una niña que necesita su ayuda. La persigue una tribu de seres paranormales que vive del resplandor de los niños especiales. Parecen personas mayores y totalmente normales que viajan por el país en sus autocaravanas, pero su misión es capturar, torturar y consumir a estos niños. Se alimentan de ellos para vivir y el resplandor de Abra tiene tanta fuerza que les podría mantener vivos durante mucho tiempo.

Danny sabe que sin su ayuda Abra nunca conseguiría escaparse de ellos; juntos emprenderán una lucha épica, una batalla sangrienta entre el Bien y el Mal, para intentar salvarla a ella y a los demás niños que sacrifican.”

Hace mes y medio, como contara en esta otra entrada, mi novia me regaló la última novela del Maestro del Terror, un presente muy especial del que aún le estoy agradecido y que venía aderezado además con el hecho de ser el ítem con que nuevamente completo mi colección en castellano del autor de Maine. :)

Hace una semana lo comencé y, puesto que ahora me encuentro sin trabajo, pude leerlo tan rápido como me gusta, a razón de unas cien páginas por día, devorando la historia con avidez. Anoche lo terminé, y la primera sensación es un gran “sabor de boca” por haber leído una historia llena de tensión, acción, terror, fantasmas y no pocos conocidos personajes de la obra de King. Y es que esta, su última novela, lleva el peso de ser nada menos que la secuela de uno de los grandes clásicos del escritor: El Resplandor.

Principalmente recordada, para bien o para mal, por la adaptación cinematográfica de Stanley Kubrick, El Resplandor cuenta la historia de Danny Torrance, un niño con un insólito talento, una especie de sexto sentido, cuyo padre (interpretado en la película por el inolvidable Jack Nicholson) los lleva a él y a su madre a pasar una temporada en el Hotel Overlook, donde hará las veces de cuidador del hotel en el momento en que el invierno se cierne sobre la región y las puertas se cierran al público. Al comienzo todo transcurre con normalidad, pero Jack Torrance, en cierto modo vulnerable por el consumo de alcohol y en medio del profundo aislamiento, será presa de los fantasmas que habitan el inmenso hotel (que el pequeño Danny, gracias a su resplandor, percibe desde un comienzo), y no pasará mucho tiempo para que se convierta en un peligro para su propia familia.

La película de Kubrick pasó a la historia y ahora es un clásico del cine de terror, en gran parte gracias a la actuación formidable de Nicholson, y hoy en día los personajes, los escenarios y muchos momentos del film son íconos indelebles del género. Pero, la verdad sea dicha, como adaptación de la novela es un completo desastre.

Stanley hizo lo que le dio la gana con la historia, dándole otro trasfondo y tergiversando el mensaje que King quiso expresar. Este último nunca estuvo a gusto con lo que hizo el aclamado director, y aún hoy no duda en decirlo a los cuatro vientos. En 1997 se estrenó una miniserie dirigida por Mick Garris y con guión del propio Stephen King, que tenía como plus haber sido filmada en el Hotel Stanley, el mismo en que se basó el autor para escribir su obra. Yo no he tenido el placer de verla, pero dicen los que la han visto que, irónicamente, sucede todo lo contrario que con la película: es decir, en este caso la adaptación es sumamente fiel (King, como dije, escribió el guión), pero es una miniserie lenta y aburrida. Habrá que verla, por supuesto, para valorarla nosotros mismos.

La única conclusión determinante, a fin de cuentas, es que si quieres conocer la historia original antes de adentrarte en las páginas de Doctor Sueño, más vale olvidarte de las adaptaciones y leer la novela. Allí está la verdadera historia.

Partiendo de eso, y aunque leí El Resplandor hace unos diez años (y, sinceramente, nunca ha sido de mis favoritos), Doctor Sueño me ha parecido una digna continuación.

La novela inicia retomando algo de los hechos que sucedieron al final del primer libro, y nos muestra a un Danny de unos ocho o diez años que se encuentra siendo visitado de nuevo por algunos de los seres que los aterrorizaron años atrás. En esos primeros capítulos entrará en escena un conocido y entrañable personaje que, junto con Danny, nos regala unas escenas que personalmente me gustaron mucho. No quiero entrar en detalles sobre ese punto para no estropearle a nadie la sorpresa.

Más adelante vemos a un Dan Torrance ya adulto que, muy a su pesar, ha caído en el mismo vicio que llevó a la perdición a su padre: el alcohol. Trabaja en empleos de poca monta que no le duran mucho y va de aquí para allá ahogando sus carencias en licor. Luego de tocar fondo decide ir al norte en busca de nuevos aires, y es allí, en un pequeño pueblo de New Hampshire, donde conocerá nuevas personas que le ayudarán con su adicción y que además le proporcionarán un empleo para rehacer su vida.

Es en este punto donde entra en acción la otra protagonista del libro, Abra Stone, una niña con un poder similar al de Dan pero muchísimo más inmenso. No pasará mucho tiempo para que sus facultades atraigan la atención de unos seres que se hacen llamar a sí mismos “El Nudo Verdadero”, criaturas centenarias que viven del resplandor de las personas y que están dispuestas a hacer lo que sea para conseguir su sustento. Con la apariencia de personas comunes y corrientes, viajan de aquí para allá a través del país en sus autocaravanas, asesinando niños y robándose su vapor, como ellos lo denominan. El poder que posee Abra podría no solo alimentarlos por mucho tiempo sino significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Además de tocar el tema de la adicción al alcohol, que marcó al propio King y a quien esta novela seguramente le ha servido para expresar una serie de cosas que quería decir al respecto, Doctor Sueño, en mi opinión, retoma el tipo de novelas por las que más se dio a conocer: personajes con extraños talentos que inevitablemente son arrastrados a enfrentarse a sus antagonistas en una carrera de hechos que llevará a una confrontación final, marca registrada del escritor de Maine. Se me ocurren en este momento novelas como Carrie, Ojos de Fuego, La Zona Muerta, Apocalipsis, Insomnia, Corazones en la Atlántida, Cazador de Sueños, que, muy a grandes rasgos, conservan una línea similar. En ese aspecto, Doctor Sueño me ha gustado mucho, y me he sentido leyendo un King “de los viejos tiempos”, puesto que, en mi opinión, sus últimos libros (Todo Oscuro, Sin Estrellas, La Cúpula, Blockade Billy, 22/11/63, El Viento por la Cerradura, Joyland) transcurren por derroteros muy diferentes.

Aparte de eso, King cada día escribe mejor. En sus últimas obras se nota una madurez que no se debe necesariamente a su edad, sino al hecho de llevar a cuestas una gran carrera como novelista (con sus respectivos altibajos, claro), y en la que demuestra novela tras novela que puede seguir mejorando y que lo está haciendo, y que aún tiene mucho para ofrecer, por lo que sus seguidores, desde luego, decimos gracias, sai. ;)

Algunos han criticado la novela diciendo que llega demasiado lejos con el tema de lo sobrenatural, incluso siendo algo de King, pero aunque el tramo final me ha parecido un pelín enrevesado y rápido, en general he disfrutado como un enano con la lectura y ha sido genial ver de nuevo a personajes que conocimos mucho tiempo atrás. La historia es muy amena, se lee muy rápido y nunca decae. Hubiera querido saber un poco más de la historia del Nudo Verdadero y de los años siguientes en la vida de Danny y Wendy Torrance tras los hechos de El Resplandor, pero en suma he quedado muy satisfecho. :)

¿Es necesario leer El Resplandor para poder leer Doctor Sueño? Diría que no, pero es posible que esta última novela te estropee algunos hechos importantes de la primera.


Los dejo con algunas ilustraciones geniales pertenecientes a ediciones limitadas publicadas por la editorial Cemetery Dance:




















1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

Tengo muchas ganas de leer Dr. Sueño, debe estar muy interesante saber qué pasó con Danny después de El Resplandor, yo amo esa peli, la veo en hbo go cada que puedo, es aterradora y muy perturbadora, y creo que el personaje de Danny es mi favorito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...