sábado, 31 de mayo de 2014

El Pasaje, de Justin Cronin

«En lo más profundo de la jungla, un científico, al frente de una expedición, descubre una sustancia milagrosa que tal vez permita aumentar la esperanza de vida de la humanidad y acabar con la mayoría de las enfermedades. Al menos, eso es lo que él cree. Se equivoca. Ningún ser humano sale vivo de la expedición. Los que sobreviven ya no son seres humanos.  

En unas instalaciones ultrasecretas del gobierno norteamericano sucede lo impensable: un fallo de seguridad permite que escapen unos monstruosos seres que habían sido objeto de un experimento militar escalofriante. En un período de tiempo increíblemente corto, desatan el caos y la destrucción a su paso.

No muy lejos de allí, Amy, una niña huérfana, de apenas seis años de edad, inicia un viaje lleno de peligros. Amy es una niña muy especial: eso lo saben los virales sedientos de sangre que la persiguen, y también lo saben los que han ordenado al agente del FBI Brad Wolgast que la localice a toda costa.

Pero Wolgast desobedece sus órdenes y, en cambio, decide proteger a Amy. Intuye que en ella está la clave para detener el horror que se ha apoderado del planeta. Mientras la Tierra tal cual la conocemos se acerca a una velocidad terrorífica a su propio fin, Amy y Wolgast inician su peculiar odisea, a través de un mundo transformado por los sueños más oscuros del hombre, esperando ese momento en que ella pueda poner fin a lo que nunca debió haber ocurrido.»

Justin Cronin nació en Nueva Inglaterra, USA, en 1962. Se graduó en la Universidad de Harvard y en la Iowa Writers' Workshop (Programa en Escritura Creativa) de la Universidad de Iowa. Actualmente es profesor de inglés en la Universidad Rice, y vive con su familia en Houston, Texas. Su primera novela, Mary and O’Neil, le valió los premios Hemingway Award y Stephen Crane. Más tarde escribió la elogiada The Summer Guest. Pero no fue hasta junio de 2010, con la publicación de El Pasaje, su tercera novela y primera entrega de una trilogía, cuando el autor se convirtió en uno de los más comentados del momento, debutando en el puesto número 3 de la lista de best-sellers del New York Times.

Justin Cronin
Y realmente da la impresión de que este autor hubiera salido a escena de la noche a la mañana. Todavía recuerdo cómo, hace unos dos o tres años, de repente todo el mundo hablaba de una novela de más de mil páginas titulada El Pasaje y de su autor, Justin Cronin, un escritor al que el propio Stephen King elogiaba y recomendaba cada vez que podía. «Lee este libro y el mundo cotidiano desaparecerá», así definió la novela el autor de Maine, y muchos amigos, como buenos seguidores del Maestro del Terror, no tardaron en adentrarse en sus páginas.

Desde entonces me pareció curioso que absolutamente todo el mundo hablara bien de la novela. Realmente sorprendía la forma en que la reputación de este libro lo precedía. Aun así, fue mucho lo que tardé en darle la oportunidad. Apenas este año, por allá a finales de enero, decidí lanzarme en pos de las 1.020 páginas que lo integran. Recuerdo haber pensado que esperaba terminarlo antes de que me resultara algún trabajo, pues por esos días estaba desempleado. Pues bien, me zambullí, y el libro me atrapó de una manera soberbia. En ese punto llegué a pensar varias veces que la historia no solo estaba a la altura de su reputación, sino que además la superaba.

La novela, que, como dice la sinopsis, nos presenta un escenario apocalíptico en que un virus salido de control arrasa con casi toda la humanidad a su paso, comienza con un capitulo de nada menos que 300 páginas que hace gala de una acción trepidante y un suspenso constante que logra que te pegues a sus páginas sin querer soltarlo. No hay duda de que es uno de los comienzos más contundentes que he leído en mi vida. Pensaba que si el libro seguía a ese ritmo, terminaría devorándomelo en una semana. Esas primeras 300 páginas que componen el primer capítulo se me fueron en dos días. Todo es muy cinematográfico, la historia te absorbe y el destino de los personajes, todos muy bien dibujados, te mantiene en vilo. Por alguna razón, este tipo de historias en que la humanidad pende de un hilo parece llamarnos especialmente la atención.

Pero entonces, pasadas las 350, sucede lo que todo aquél que leyó la novela ya conoce: de repente, entre un capítulo y otro, la novela da un salto gigantesco, tanto en tiempo como en argumento, y eso, sumado a que por esos días conseguí el trabajo que había estado esperando por mes y medio, hizo que el libro se me estancara y terminara tardando más de tres meses en finalizarlo. :/

No sé si yo sea una de pocas excepciones, pero de verdad me costó mucho engancharme otra vez. Los nuevos personajes y el nuevo escenario no me hechizaron como su predecesor, y fue mucho lo que tardé en sentirme identificado y en cogerles cariño a los protagonistas. Aun así, poco a poco lo seguí leyendo, y aunque lo hice de manera muy lenta, recién en la página 700 la historia alzó el vuelo nuevamente, le hizo honor a su comienzo y a lo que desde antes de leerlo prometía, y comencé a acelerar el ritmo.

Los virales, como denomina el autor a esas criaturas nacidas del fallido experimento, realmente provocan escalofrío. Me recordaron a las criaturas de la última adaptación cinematográfica de Soy Leyenda, la novela de Richard Matheson, aunque las de Cronin posean una inteligencia mucho más perturbadora.

Por otra parte, Amy, la verdadera protagonista de la historia, sin duda hechiza al lector. Todo en ella destila magia, y aunque por momentos parezca que pasa desapercibida, cada aparición suya genera interés y no pocas escenas memorables. Y cuando el listado grande de personajes comienza a depurarse poco a poco, a decir verdad quedan unos a los que les coges cariño, cada uno con sus características bien delineadas por al autor, y que terminan generando su propio interés.

Al final, como dije, la historia levanta vuelo, y la recta final te vuelve a pegar de las páginas en espera de saber cómo terminará todo, y regalándote muchos giros y sorpresas. El final me ha dejado un gran sabor de boca, y muchas expectativas acerca de lo que pueda acontecer en la ya publicada segunda novela: Los Doce.

«Cada tanto aparece una novela que ofrece una historia fascinante y entretenida con una prosa sencilla y ágil, fundamentada en una imaginación extraordinaria. Este año, los lectores de esas novelas podrán disfrutar de El Pasaje, de Justin Cronin. Si lees quince páginas, quedarás cautivado; si lees treinta, caerás prisionero y ya no podrás parar de leer hasta altas horas de la madrugada. Tiene la nitidez que sólo pueden lograr las obras épicas de la fantasía y la imaginación. ¿Qué más puedo decir? Lo siguiente: lee este libro y el mundo cotidiano desaparecerá.»

Las palabras de Stephen King llevan razón. Realmente se trata de una novela inmensa, magistralmente estructurada y que deja muchas puertas abiertas y muchas incógnitas para su continuación. Me deja, no obstante, ese pequeño sabor agridulce de haber tardado tanto, y de haberme estancado en su parte central. Me pregunto si un cambio menos abrupto podría haberla favorecido más, no obstante lo cual la recomiendo fervientemente a todo aquél que le guste este tipo de novelas… y a los que no. ;)


PD: Los derechos cinematográficos ya están en poder de Ridley Scott (Blade Runner; Alien, el octavo pasajero; Gladiador). Habrá que estar pendiente. 



3 comentarios:

Mauro Vargas dijo...

Esta es otra que tengo en la lista, y no la he leído porque leerme tochos de tantas páginas es una cosa que debo hacer anual y en vacaciones. En 2012 fue "La cúpula", en 2013 fue "La danza de la muerte". Este año podría ser "El pasaje".
Sludos Calavera. Hacía rato no comentaba por estos lados.

Calavera dijo...

Gracias por pasar y comentar, Mauro!!
Y sí, puede ser una buena lectura para estas vacaciones! ;)
Saludos!!

Cristian dijo...

Soy de los que les gusta leer constantemente y de esta manera trato de obtener distintos ejemplares de diversos libros y poder disfrutar de una lectura diversa. Tengo muchas ganas de obtener pasajes a new york y poder disfrutar de los escritores de dicho país

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...