miércoles, 21 de septiembre de 2016

¡De vuelta al ruedo!




A excepción de tres entradas publicadas el año pasado, desde el 30 de diciembre de 2014 el Blog de Calavera entró en una etapa de inactividad.

¿La razón? Muchos la imaginarán y seguramente acertarán: el tiempo. A medida que pasan los años parece que queda menos tiempo para hacer lo que nos gusta. Sin embargo, siendo sincero, muchas veces en el último año me cuestioné las razones que me motivaban a escribir para el blog, en su mayoría reseñas literarias, y si estas razones eran o no suficientes para dedicarle las horas que en ocasiones exige incluso una sola entrada.

¿Los lectores? Lo cierto es que aunque el blog siempre tuvo buena acogida, no fueron pocas las veces en que, tras publicar una reseña a la que le había dedicado dos o tres horas, pasaban días, semanas y hasta meses sin que nadie la comentara. Es cierto que la mayoría de los lectores simplemente pasan a leer, y las entradas más visitadas así lo demuestran (algunas tienen un flujo que me sorprende agradablemente), pero de alguna manera los comentarios son esa retroalimentación que uno en el fondo espera al publicar algo en lo que trabajó con dedicación, esa comunicación indirecta pero gratificante con el lector que se encuentra del otro lado.

¿Escribir para mí mismo? En cierta forma, el blog siempre tuvo mucho de esto, especialmente las reseñas. Eran una manera de sacar a flote las sensaciones producidas tras una lectura, reflexionando sobre los diferentes aspectos de la historia, un desahogo de ideas e impresiones. Muchas veces me sirvió incluso para refrescar la memoria antes de retomar una saga. Pero ¿valía la pena dedicarle horas a esta reflexión escrita?

¿Escribir por amor al arte? Sí, también es una buena razón. Cada texto, sea este reseña, relato o simple elucubración, es como una transmutación del pensamiento. Plasmas en palabras lo que sale de la razón, el alma y el corazón. El producto resultante, a fin de cuentas, nace del amor al arte de la creación literaria. Es un placer leer y ser leído.

Haber abandonado el blog me produce nostalgia, pues fue algo que hice con mucha dedicación durante cuatro años de mi vida, y cada cierto tiempo he evaluado la posibilidad de volver. De cuando en cuando surgía un fuerte impulso de hacerlo, pero al enfrentarme a la desafiante página en blanco, aunque fuese para hablar de X o Y libro, decaía en pálidos intentos hasta dejarlo de lado y dedicarme a otras cosas.

Para colmo, a medida que se acumulaban las reseñas literarias pendientes (lo más sagrado del Blog, sin duda alguna), se hacía más cuesta arriba el regreso. No pocas veces recordé el blog El Especialista Mike, de mi amigo Diego Oliver, que tanto sirvió de inspiración para el mío propio y cuyo ritmo endiablado de pronto se vio interrumpido.

El correo electrónico, al que siempre llegan las notificaciones de los nuevos comentarios que surgen frecuentemente, servía de insistente recordatorio de aquello que tanto disfruté y que tanto logró llegar a identificarme.

El pasado lunes terminé Cabal, de Clive Barker, y quedé casi extasiado por las múltiples posibilidades que se desprenden del final, ávido de compartir las impresiones producidas por la lectura. Y pensé, por enésima vez en el último año y medio, en el Blog de Calavera. Mi blog. Y recordé un mensaje dejado hace un mes por Analia Guerrero en una de las últimas reseñas publicadas por allá a finales de 2014 (El umbral de la noche, de Stephen King), y que en su momento me caló bastante hondo: “(…) Por favor, actualiza el blog y volvé a darle la continuidad de antes, somos muchos tus lectores. Abrazo”. (Si estás leyendo esto, Analia, gracias por esas palabras.)

Creo que fue entonces cuando decidí volver.

Por los lectores, por mí mismo y por amor al arte.


2 comentarios:

Lic. Analia Guerrero dijo...

No hay porque agradecer!!!! Muchisimas gracias por la vuelta, es realmente muy placentero leer tus reseñas. De hecho, acabo de hacer la que hiciste sobre "Revival", ya que mañana, me adentro en esa lectura :D

Nuevamente, como gran fanatica de King, tus reseñas sobre el (si bien son todas productivas, puntualizado en las que mas me han apasionado), son de lectura obligatoria para cualquier lector antes de arrancar el libro en cuestion.

Un abrazo, y a seguir!!!

Calavera dijo...

Hola, Analia!

Muchas gracias por tus palabras. Realmente me alegra saber cuánto valoras el blog. Un abrazo, y nos seguimos leyendo por estos lares.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...