domingo, 2 de enero de 2011

La Tienda, de Stephen King

Una presencia maligna pretende sembrar el caos en todo el pueblo de Castle Rock…

Leland Gaunt abre una nueva tienda en Castle Rock llamada Cosas Necesarias. Todo el que entra en el establecimiento encuentra algún objeto que hace realidad sus sueños, por lo que Gaunt, al cerrar los tratos, siempre pide algo a cambio a los clientes. Estos «favores» empiezan a descontrolarse y, al poco tiempo, el pueblo entero está envuelto en una batalla, con varias muertes incluidas.

El sheriff Alan Pangborn es el único que sospecha de Gaunt como instigador en la sombra de los crecientes sucesos violentos que están asolando a Castle Rock. «Un día se me ocurrió que en los ochenta todo había tenido su etiqueta con el precio. Los últimos artículos que quedaron por vender fueron el honor, la integridad, el respeto por uno mismo y la inocencia. Cuando llegué a casa, ya había decidido convertir los ochenta en una pequeña tienda llamada Cosas Necesarias y esperar a ver qué pasaba. Stephen King»

Un negocio donde se vende hasta el alma. Esa es la consigna que reza en la edición de Grijalbo de La Tienda. Y, en efecto, eso parece ser lo que quiere el siniestro Leland Gaunt que hagan todos los pobladores de Castle Rock.

Leland Gaunt, un personaje tan enigmático, como sólo Stephen King sabe crearlos, parece tener un objeto especial, una “cosa necesaria”, para cada habitante de The Rock. Pero el precio pactado es mucho más grande del que el comprador piensa en primera instancia. Una parte es dinero en efectivo, por supuesto, pero la otra parte será el verdadero y costosísimo valor de su compra: “una pequeña y aparentemente inofensiva broma a un vecino del pueblo”. Merced a este secreto pacto, Leland, como una criatura cizañera y ponzoñosa, pondrá poco a poco a los habitantes del pequeño pueblo unos en contra de otros, hasta que Castle Rock se convertirá en un verdadero infierno.


Mi edición. :)

Sólo Stephen King es capaz de crear una intrincada red de intriga en la que cada hilo está magistralmente tejido. Una red llena de personajes de carne y hueso, tan bien pintados que casi puedes verlos. King se desenvuelve con envidiable naturalidad, llevando la historia desde decenas de puntos diferentes, tejiendo aquí y allá la maraña de hechos que finalmente llevarán al angustioso e inminente final lleno de acción y violencia. La confrontación final que no puede faltar en las mejores historias del Maestro.

Digno broche de oro para el Ciclo de Castle Rock, La Tienda está llena de múltiples guiños a las obras relacionadas con dicho pueblo. Aquí y allá, sorprendiendo constantemente a los Lectores Constantes, los fieles seguidores del Maestro del Terror, aparecen personajes y se mencionan hechos de La Zona Muerta, Cujo, El Cuerpo, El Perro de la Polaroid y La Mitad Oscura. En una escena, por poner un ejemplo, Polly Chalmers, novia del comisario Pangborn, estaciona su auto en el mismo lugar en que lo hizo Donna Trenton, en una calurosa tarde en la propiedad de Joe Camber, y para colmo, en una escena terrorífica, escucha los gruñidos y ve el par de destellos rojizos de los ojos del fantasma de Cujo, el terrible San Bernardo, en la oscuridad.

Con esta lectura, que, a pesar de habérseme hecho un poquito lenta en la mitad por la gran cantidad de hechos que se narran, he disfrutado como un FriKing desquiciado, me he dado cuenta de que hice lo correcto al esperar que pudiera conseguir La Mitad Oscura y terminar el Ciclo en el orden adecuado. La espera valió la pena, y aunque eché de menos parte del final que le dieron en la adaptación cinematográfica de 1993, quedé muy satisfecho. Una obra maestra, sin duda, con unas doscientas páginas finales llenas de trepidante acción.

Incluso hubo tiempo para un guiño final en el epílogo. Como era de esperarse, Gaunt levantará su tienda y se irá a otra parte. Más específicamente, al pueblo de Junction City, y pondrá su nuevo establecimiento donde antes quedara la oficina de Sam Peebles, protagonista de su relato El Policía de la Biblioteca, incluido en Las Cuatro Después de Medianoche.

;)


5 comentarios:

Sonix dijo...

A pesar de que como dices, el libro no es perfecto, tiene momentos tremendos. Yo recuerdo que me lo pasé como una enana con todos los conflictos de la gente del pueblo. Leland Gaunt es un personaje que da mucho juego.

alcorze dijo...

No es una gran novela pero sí muy buena. Toda la creación por parte de King del pueblo y sus personajes, así como sus vicios ocultos está genial. Momentos como el enfrentamiento religioso también.

Cristian Daniel Barbaro dijo...

Muy bunea reseña, me dio ganas de leerlo ya...

MBosch dijo...

A mi me encantó y lo considero de lo mejor de King, aunque haya algun pasaje pesado en la mitad del libro. Muy buena reseña!

Juanito dijo...

Excelente reseña, George. Lo terminé de leer hace poco y, aunque no me pareció de lo mejor de King, disfruté mucho con su lectura, cómo no.
La peli me gustó mucho, también.
¡Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...