martes, 5 de junio de 2012

Acorralado, de David Morrell


“Cuando Rambo entra en la ciudad, con barba y pelo largo, su aspecto no gusta a Teasle, jefe de policía, que obliga al muchacho a salir de su jurisdicción. Pero Rambo, provocado por los prejuicios de Teasle y con el alma herida por su cautiverio en Vietnam, decide regresar. Y así se plantea un desafío mortal entre Teasle y Rambo, que empieza con una persecución por las montañas.

Ahora bien, Rambo ha sido “boina verde” y no será fácil cogerle. Sabe defenderse, sabe sobrevivir y, sobre todo, sabe matar… El jefe de policía pide refuerzos y acuden la Guardia Nacional y un destacamento del ejército. El enfrentamiento entre Teasle y Rambo, preñado de violencia desde el principio, produce una extraña compenetración entre el cazador y su presa, que a veces invierten sus papeles.”

David Morrell es un escritor canadiense nacido el 24 de abril de 1943 en Kitchener, dentro de la provincia de Ontario. Desde 1966 se trasladó a los Estados Unidos. En 1972 publicó su primera y más famosa novela, Primera Sangre, donde aparece el personaje de John Rambo, que años más tarde sería llevado al cine e interpretado por Sylvester Stallone. Aunque no ha dejado de trabajar, su trabajo más recordado desde entonces es su libro-cómic sobre el capitán América. Además de escribir, Morrell es profesor adjunto de la universidad de Iowa, donde actualmente reside.

En sus inicios se le conocía como "El profesor educado y cortés que sufre visiones sangrientas", y se caracteriza porque explora en sus novelas los recovecos más oscuros de lo humano, con un tono minuciosamente detallista y una potencia adictiva. Incluso en sus thrillers más "convencionales" suele encontrarse un fondo de terror y obsesión…

David Morrell
Recuerdo que cuando comencé a leer asiduamente, hace cosa de doce o trece años, fueron muchas las veces en las que me sorprendí al encontrar novelas que anteriormente había visto en el cine. La cantidad era, para mí, bastante significativa. Inusual, de hecho, para el lector novato que era en aquél entonces. Y cuando hablaba con alguien del tema, solía decirle: “Te sorprenderías de la cantidad de películas que has visto que en realidad son basadas en libros”.

Pues bien, parece que esa sorpresa no exenta de perplejidad sigue apareciendo al día de hoy. ¿Rambo basado en un libro? ¿Quién hubiera imaginado semejante cosa? Pues bien, así es. Fue gracias a mi colega FriKing y Blogger Mauro Vargas, del blog Friki Mortis, que me enteré de esto. Y gracias a su reseña y sus recomendaciones compré y leí el libro…

La novela de Morrell, originalmente titulada First Blood (Primera Sangre), es una buena historia de acción, entretenida, fácil de leer y (en esto coincido con Mauro) sin mayores pretensiones. No obstante, en su trasfondo posee una certera crítica a la sociedad estadounidense. Rambo y Teasle son veteranos de guerra, el primero de Vietnam, el segundo de Corea. Ambas guerras muy diferentes, y con resultados opuestos. Ello se refleja en la personalidad de cada uno, y en la forma en que interactúan desde un comienzo. Las chispas no tardan en volar entre ambos (Teasle no quiere problemas y desea que Rambo pase de largo por su pueblo; Rambo no pretende nada de eso, pero tampoco quiere ser echado injustamente), y la violencia estallará en el pueblo dejando un rastro inesperadamente grande de sangre y muerte.

Y uno se pregunta, ¿quién tiene la culpa? ¿Quién es el bueno y el malo en esta historia? Hay muchas sombras de gris al momento de repartir las culpas. Y al final, casi de manera irrevocable, uno llega a la inevitable conclusión de que el culpable es aquél que envió en un principio a aquellos hombres a una guerra en la que no buscaron parte.

Uno volverá con más cicatrices que el otro, tanto físicas como mentales, pero en el fondo ambos corren con el lastre de una guerra que en el fondo no deja de ser violencia sin sentido movida por intereses oscuros.

Teasle subestima a Rambo, y eso le cuesta caro, pero éste último, solo contra el mundo, no puede evitar terminar tan mal como el primero…

La personalidad de este John Rambo literario, por cierto, es visiblemente diferente al cinematográfico. Este, inmortalizado por Sylvester Stallone, es mucho más callado. El del libro es hablador, no se traga lo que piensa, y posee un negro sentido del humor que no le gana precisamente las simpatías del jefe de policía. Sí se gana, en cambio, las del lector, que no puede evitar tomar partido por el extraño joven que aparece un día cualquiera en el pueblo de Madison, Kentucky (no Hope, Washington, como en la película)…

¿Cómo termina todo?

No como en la adaptación de 1982, eso está claro. Pero para descubrirlo hay que adentrarse en las páginas de una novela que bien vale la pena leer…

Palabra de Calavera. :)


Morrell y Stallone


4 comentarios:

Álvaro de Venezuela dijo...

Buena reseña. La tendré pendiente.

Mauro Vargas dijo...

Esta reseña la estaba esperando.
Sabía que te iba a gustar. Es una novela de acción super entretenida, con la violencia y sangre a su justa medida, y lo más importante: que todos esos comportamientos desatados no son gratuitos sino que obedecen a una realidad palpable dentro de la mente de estos combatientes que resultan siendo marionetas del patriotismo.
Sobre la película, a mí me encanta. Es un clásico y es tan entretenida y emocionante como la novela, solo que despojada un poco de tanto dramatismo y más aderezada con golpes y plomo... y vaya que resultó efectivo. Siempre la disfruto, así como su secuelas.

Juanito dijo...

¡Excelente reseña!
No he leído el libro (sí visto la película, claro quién no, je), queda agendado.
Un abrazo.

Carlos Montes dijo...

Estimados, tengo una copia de 1973 del libro y sale Stallone en portada. ¿Cómo es posible? Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...