miércoles, 20 de junio de 2012

Blockade Billy, de Stephen King


“Stephen King vuelve a darnos una muestra de su talento narrativo en este libro que aúna dos relatos cortos de sabor intenso.

«Blockade Billy» nos introduce en la misteriosa vida de William Blakely, el mejor jugador de la historia del baseball al que, asombrosamente, nadie recuerda ya. Su rastro ha desaparecido por completo de todos los registros deportivos. Y con razón. El joven Billy ocultó un oscuro secreto que solo el maestro indiscutible del terror contemporáneo podía desvelar.

En «Moralidad» conoceremos a una joven enfermera atrapada por la turbia proposición del acaudalado y anciano reverendo al que cuida. Dividida entre sus principios y una acuciante situación económica, su decisión cambiará su vida y la de su marido para siempre.

Una lectura escalofriante para los amantes de las sensaciones fuertes.”

Blockade Billy

Poco se sabía de esta novela corta hasta muy poco antes de su publicación, hace ya un par de años. La noticia fue bien recibida por todos los seguidores del Maestro del Terror, pero con tristeza por parte del público de habla hispana al anunciarse que no había planes cercanos para su traducción.

Cemetery Dance fue la editorial encargada de su publicación, una empresa fundada por Richard Chizmar y dedicada a la edición de libros un tanto exclusivos, ediciones limitadas (numeradas y firmadas) con detalles de lujo, que ya antes había publicado otros libros del Maestro. En este caso hubo varias ediciones, ilustradas y muy bien cuidadas, y algunas de las cuales incluían una tarjeta ficticia del jugador de béisbol protagonista de la historia, Billy Blakely, y una del propio Stephen King.

No es un secreto la pasión que el escritor de Maine siente por el deporte de la pelota caliente. Ya antes lo había demostrado con un par de ensayos: Baja la Cabeza, incluido en Pesadillas y Alucinaciones, y Campeones Mundiales Al Fin, escrito en coautoría con Stewart O'Nan y que narra las peripecias por las que pasó su equipo, los Boston Red Sox, para ganar las Series Mundiales de 2004 después de más de ochenta años de sequía.

Sin embargo, y si la memoria no me falla, es Blockade Billy su primer relato de ficción enteramente ambientado en el mundo del béisbol. ¡Y vaya que ha sido un total acierto!

Blockade Billy es una novela sumamente amena que, de la mano del monólogo que George Grantham le narra a un tal King (me pregunto de qué King se trata), nos adentra en la historia de William Blakely, un tímido y extraño muchacho que un día de hace ya mucho tiempo es llamado a ocupar el puesto de catcher en las filas de los Titanes como reemplazo provisional.

Sin más fin que el de hacer lo que mínimamente pueda mientras el equipo consigue un “catcher de verdad”, Billy terminará sorprendiendo a compañeros, directivos y aficionados, y ganándose su cariño y admiración…

Pero hay algo extraño en Billy, George lo sospecha desde un principio, y solo será cuestión de tiempo para que la verdad salga a la luz…

Mucho se especuló sobre las razones por las cuales la novela no sería traducida luego de su publicación en Estados Unidos. La respuesta unánime, aunque poco convincente, fue que, quizá, el público en general no “entendería” una novela llena de términos técnicos y reglas de un deporte no muy popular fuera de Estados Unidos. Y, una vez leída la novela, pienso que a lo mejor un poco de verdad había en ello.

El béisbol nunca ha sido un deporte que me interese especialmente, pero entiendo las bases y no puedo negar que he disfrutado y sigo disfrutando las películas que sobre el tema la empresa hollywoodense nos ha vendido por años. Aun así, mentiría si negara haberme perdido en algún punto de la novela. Creo que, después de todo, sí hay que tener unos conocimientos básicos para al menos entender algunos pasajes de la historia y no desubicarte cuando George Grantham le narra algunos de los juegos al tal King. Que si cátcher, que si pitcher, que si el plato, que si un hombre en tercera en el cierre de la cuarta…

No es nada del otro mundo, a decir verdad, pero hubo momentos en que tuve que volver atrás unas líneas para cerciorarme de si eran los Titanes los que ahora atacaban o se defendían… Por lo tanto, creo que a un lector que no sepa absolutamente nada de este deporte se le va a dificultar un poco la lectura del libro… De todas formas, eso va en el gusto de cada uno, y habrá quien piense que esos detalles son secundarios, que lo importante es la historia de fondo. Pero la verdad es que King sabe manejar la emoción y el suspense de la narración hasta en medio del encuentro deportivo, y esos pasajes están cargados de intensidad y son, en mi opinión, parte muy importante de la novela.

Blockade Billy me ha parecido una historia al mejor estilo de King. Interesante, muy amena, con un misterio de fondo que se cierne sobre la historia desde un comienzo pero que solo se decide a revelar muy cerca del final, y que logra una atmósfera sin igual a lo largo de las escasas cien páginas que tiene de extensión.

Sin duda alguna, fue una lectura que disfruté como un enano. :D

Como dato curioso, el número de la equipación de William Blakely es el 19. :)





Moralidad

Como una especie de bonus, el libro contiene también un relato de setenta páginas titulado Moralidad. El mismo ya había sido publicado en castellano en el número de septiembre de 2009 de la revista Esquire, y cuenta la historia de Nora Callahan, una mujer de clase media que vive con su esposo Chad en un pequeño apartamento de Nueva York. Una pareja que se encuentra en una apretada situación económica…

Un día, el acaudalado y enfermo pastor al que Nora cuida le hace una extraña propuesta a cambio de la cual le ofrece una salida a su situación financiera…

Haciendo aparte el tema deportivo, creo que Moralidad es un buen complemento para la historia de Blakely. Sobre Moralidad también pende un velo de misterio a lo largo de sus páginas, también narradas con una prosa amena que te mantiene en vilo desde un comienzo, y que en todo momento se vislumbra pero no se logra distinguir con claridad. Solo muy entrada la historia nos daremos cuenta de la terrible verdad y de las consecuencias que la misma tendrá para la pareja Callahan.

El relato se lee rápido y sin pausa. Es bastante interesante, pero, en mi opinión, el final flojea bastante y le quita gran parte de su mérito al resto de la historia. Hubiera deseado algo más contundente, algo que te haga emitir ese Oooh asombrado que tanto nos gusta a los amantes del género…

Por supuesto, es una apreciación muy personal, y seguramente cada uno tendrá la suya.

A pesar de ello, creo que es una muy buena dupla de historias la que nos ofrece King en este, su último libro publicado en castellano.

Muy recomendable, y la traducción, a cargo de José Óscar Hernández Sendín, impecable.

:)

2 comentarios:

Mauro Vargas dijo...

Cuando entre a estudiar lo compraré.
No soy un experto en Beisbol pero he visto suficientes películas, conozco lo básico y alguna vez jugué en el colegio... bueno, era un remedo de beisbol: jugábamos entre los juegos infantiles con las bases dispersadas en todo el parque; en vez de bate era un trozo de madera de una cerca dañada; usábamos una pelota de tenis y la lanzábamos más suave porque el pitcher estaba muy cerca del bateador y ya imaginarás la fuerza con la que bateábamos para dejar al otro equipo persiguiendo esa pelota loca entre tantos obstáculos. Y sólo dos afortunados podían usar los guantes disponibles. Vamos, no teníamos dinero para comprarnos uno cada uno, así que los sorteábamos; los demás debían soportar el quemón en la palma de la mano si querían atrapar la pelota en el aire y hacer un out.
Todo aquello fue divertido. Bastante improvisado y rústico, pero divertido.

Sonix dijo...

Sí, la verdad es que Blockade Billy me costó un poco por ese tema de béisbol. La verdad es que no sé nada del deporte, y entre eso, y que lo leí en inglés, había momentos en que me perdía un poco. Pero tiene algunos detalles curiosos, como ese del 19, y el estilo inconfundiblemente King, que salvan el libro. ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...