martes, 30 de abril de 2013

Black Sabbath en Colombia




Incluso diciéndolo en voz alta parece mentira…

Black Sabbath… en Colombia…

Dos años después de la visita de Ozzy Osbourne, y tres luego de la visita de Heaven And Hell, comandados por el fallecido y por siempre extrañado Ronnie James Dio, parece que la deuda pendiente será finalmente saldada.

La legendaria banda de heavy metal se presentará por primera vez en Colombia, promocionando —vaya, vaya— su nuevo álbum: “13”, el cual saldrá a la venta a partir del 11 de Junio.

En su visita a Colombia en 2011, Ozzy prometió a sus seguidores colombianos regresar a estas tierras antes de su retiro, y al parecer piensa cumplir su promesa. Solo que para esta ocasión vendrá con los miembros de la banda de Birmingham, Tony Iommi y Geezer Butler. Y por si esto fuera poco, este gran concierto contará con la presentación de Megadeth como banda invitada, quienes también estarán estrenando el 4 de Junio su nuevo álbum: “Super Collider”.

Se siente, no obstante, la gran ausencia de Bill Ward en la batería, que para el disco y la gira ha sido reemplazado por Brad Wilk (Audioslave, Rage Against the Machine). Eso sí que habría sido una reunión con todas las de la ley… :(

Aun así, y aunque todavía se desconocen los datos exactos de fecha y lugar del evento, esta es una noticia que todo metalero ha esperado durante toda su vida, sobre todo en Colombia, donde hasta hace algunos años la gran mayoría de las grandes bandas ni siquiera consideraban venir.




Yo crecí con Sabbath. Recuerdo cuando los escuché por primera vez a los doce años. Fue la banda que me inició en el metal y en el buen rock. Casi puedo verme a mí mismo escuchando los acordes oscuros de Iron Man, y el tenebroso comienzo de la canción emblema de la banda y que le da título a su primer álbum…

Sin embargo, no puedo negar que ahora experimento sentimientos encontrados. ¿Nace esta nueva reunión del corazón, de una sangre metalera que corre por las venas, o se trata de algo con más fines comerciales que pasión? No tengo bases en que fundarme, claro, pero me queda la duda…

Y es que, aunque seguramente me gane más de una crítica, Sabbath no ha sido solo Ozzy, y obviando aquellos frontman que pasaron sin pena ni gloria, Dio sin duda tiene un lugar de honor en la historia de la banda, y sin negar lo que significó el primero en los inicios de Black Sabbath, con los años me parece que fue este último el que aportó una vitalidad que con Ozzy la banda no volvió a ver desde mediados de los setenta, incluso en la aclamada reunión de finales de los noventa…

Ronnie James Dio
Si ponemos a Ozzy y a Dio en una balanza, la mayoría de los rockeros, incluyendo desde luego a los poco avezados, se decantarán por el llamado príncipe de las tinieblas, pero cuando lo veo en perspectiva no puedo dejar de ver al hombre que degeneró en la droga —milagrosamente salvado por su esposa— y que abusó de su propio nombre hasta llegar al colmo de participar en un reality show. Ozzy es casi una marca, y él lo sabe bien, y todo lo que lleve su sello vende. Por eso desde mucho tiempo para acá comencé a sentir una simpatía más grande por aquel pequeño gran hombre que nos dejó hace ya casi tres años

Seguramente su nombre no vendió tanto, y la formación renombrada Heaven And Hell que visitó Colombia poco antes de su muerte no tuvo la acogida esperada, pero todo lo que hizo fue siempre con sangre y corazón, no con fines comerciales. Luchador, guerrero, honesto y trabajador, Dio ofreció lo mejor de sí hasta el final, cuando el cáncer terminó llevándose su vida.

Por el contrario, es una imagen totalmente opuesta la que me genera Ozzy Osbourne…

Así que pienso, ¿es “13”, la próxima producción discográfica de Black Sabbath —el primer disco en estudio con Ozzy desde el Never Say Die de 1978—, algo nacido del corazón y del espíritu metalero, o algo creado con miras a un éxito comercial?

Para bien o para mal, Iommi y Butler siempre han necesitado de alguno de los míticos frontman para sobresalir, así que me atrevo a dejarlos de lado en esta diatriba…

Pero desde luego, amanecerá y veremos, y habrá que esperar otro mes y medio para ver qué nos ofrece, qué nos trasmite esta nueva y repentina reunión… Espero que todas mis dudas sean infundadas... :)

Desgraciadamente, no creo que pueda ir —ganas no me faltan a pesar de lo anteriormente expuesto—, pues mi bolsillo está bastante apretado, pero seguiré de cerca tamaño acontecimiento… Sea como sea, será algo histórico y probablemente irrepetible…

Mientras tanto, los dejo con el adelanto que la banda nos han ofrecido mientras se llega el esperado 11 de junio: God is dead? Un tema muy doom, pero también muy Ozzy… 




Y he aquí un clip de un documental sobre el regreso de Black Sabbath:






1 comentario:

Mauro Vargas dijo...

Yo creo que si se reunieron con fines comerciales o por verdadera convicción metalera es lo de menos. Siempre hay dinero de por medio. Lo que hay que ver es la música. Yo desconfío siempre de estos nuevos trabajos de bandas veteranas, pero siempre pueden haber excepciones.
Por ahora, excelente la venida de la banda. Un combo excepcional.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...