domingo, 26 de mayo de 2013

Escalofríos Nº 4: ¡Sonríe y Muérete!, de R. L. Stine

Cada foto encierra una historia…

“Greg piensa que hay algo raro en la cámara que se encontraron él y sus amigos en una abandonada casa de las afueras de Pitts Landing.

Las fotografías que toma salen raras, muy raras… Como aquella en que salió el nuevo automóvil de su papá destrozado, antes de que este fuera destruido en un accidente.

Pero los amigos de Greg no le creen. Y Shari lo obliga a traer la cámara el día de su cumpleaños, y a tomar una foto de ella con el grupo de invitados. Pero Shari no aparece en la fotografía cuando esta sale de la cámara. ¿Será que Shari desaparece de la foto para siempre? ¿Cuál será la siguiente víctima de la cámara malvada?”

Siete meses han pasado desde la última “escalofriante” lectura. :) Y teniendo en cuenta que el año pasado leí tres y que este año llevo uno —el cuarto—, y que aún queda más de medio año por delante, eso apunta a un ritmo de tres tomos por año. Y si la colección consta de 45 números —al menos la publicada por Norma—, todo indica que tardaría quince años en leerlos todos… :o

Nota mental...: Aumentar el ritmo de lecturas de Stine si quiero terminar de leerlos antes… XD

En todo caso, y haciendo aparte estas “elucubraciones”, esta nueva lectura ha estado tan amena como las anteriores. El misterio de la cámara que parece tomar fotos “proféticas” —o que provoca eventos desafortunados— te engancha desde el principio. A mí particularmente me ha recordado mucho a un relato de Stephen King: El Perro de la Polaroid, reseñado hace un tiempo en este blog. En la novela corta del escritor de Maine, la Polaroid toma extrañas instantáneas de un mismo lugar que no existe en la realidad del relato, sea cual sea el objeto o sitio que se trate de fotografiar. Con el tiempo, el protagonista descubre que en realidad no siempre es la misma foto. O bueno, sí lo es, pero esta comienza a cambiar con cada toma…

En el relato de Stine, Greg toma fotos que salen con algunos cambios, como cuando fotografía a un amigo
sonriente que en la foto aparece con un terrible gesto de dolor. Toma tras toma, el protagonista comienza a descubrir el funcionamiento de la misteriosa cámara y las graves consecuencias que su uso puede conllevar…

Las páginas vuelan, y aunque pronostique uno la lectura de veinte o treinta, al final terminar uno leyéndose el doble, y conforme se acerca uno al final definitivamente no puede parar hasta descubrir cómo termina todo, cuál es la explicación del misterio —a pesar de que al comienzo uno no puede evitar preguntarse si no debería estar leyendo otra cosa y si el libro de turno no resultará soso—. Stine sabe manejar sus hilos, y por muy “infantil” que pueda sonar su prosa a veces, al terminar te tienes que tragar tus palabras y admitir que ata sus historias muy bien, de una manera muy amena y entretenida, siempre con su particular estilo. :)

Y otra cosa, el infaltable cliffhanger del final que lo deja a uno :O … GENIAL! :P

Muy recomendable! ;)

Próximamente: Escalofríos Nº 5, La Maldición de la Momia


;)


1 comentario:

✿ Belle ✿ dijo...

jejejeje yo lei muchisimos de estos hace años, ya no recuerdo de qué iban, me ha encantado el título en inglés, al traducirlo al español pierde un poco ¿no? :P Me gustaría volver a leerlos... creo que me deshice de todos :S

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...